Trap County, una sensación agridulce

Trap County, una sensación agridulce

Era 15 de marzo y teníamos por delante en Marmarela lo que, a priori, podría ser uno de los mejores eventos de música urbana de Alicante en 2019. Era el día del Trap County Festival, una fecha que, a pesar de la masiva publicidad, estuvo marcado por la inmensa ausencia del público. Y por golosinas.

Shei ZNP | Foto: Juan Fernández

Pasadas las 21:00 horas, cuando Shei ZNP y ElPutoLuismo ya estaban preparados para dar el pistoletazo de la salida a esta noche con sabor a trap, éramos creyentes de la llegada de una oleada de gente, pues en el recinto se dispersaban a partir de la séptima u octava fila. Pero nos acabamos llevando un chasco. Alguna que otra persona nueva apareció en el césped artificial que cubría el suelo, pero no lo suficiente ni para llenar la mitad de la sala.

Así pues, con un público empobrecido, estos dos alicantinos fueron los primeros en inaugurar el festival que se prolongó hasta la una y media de la madrugada. Debido a su relativo corto tiempo en la trayectoria musical, la brevedad de su función era más que una obviedad. Fue una actuación extremadamente corta donde no faltaron temas como “Fuego” o “Sorry Mama”, que tuvo como principal finalidad coger soltura en los escenarios por parte del alicantino.

Míster Barceló | Foto: Juan Fernández

Uno de los puntos buenos del festival es que la transición entre los diferentes artistas era muy rápida y es por ello que la espera se volvió más amena. El siguiente en presentarse fue un hombre polifacético que no paró de moverse por el recinto incluso antes del arranque del evento; Míster Barceló.

Con la ya clásica gorra negra y entre movimientos inusuales y una gran cantidad de dabs, Míster desengranó temas como “Disney”, “Dámelo” o “Juguetes Nuevos”. Éste último forma parte del álbum “Xtravagante”, un disco promocionado en folletos que fueron lanzados a los de abajo. Era buena oportunidad, no nos vamos a engañar.

Antes de dar paso a los artistas sucesores, el speaker del Hércules, entre otras cosas, rememoró sus tiempos iniciales haciendo un freestyle con objetos que disponían los asistentes. Si estuviesen Kapo y Estrimo en los puestos de jurados, la puntuación seguramente sería alta. Ahora es tiempo de practicar el hard mode y competir para entrar en la FMS España. Una vez acabados sus patrones, el escenario se llenó de la ‘Barceló Crew’ con máscaras de personajes de Disney que, a ritmo de saltos y bailes, marcaron el punto final de su actuación en Trap County.

Funz.o y Baby Loud | Foto: Juan Fernández

Tan solo un rato después, la energía se apoderó de los cuerpos de Funz.o y Baby Loud, que fueron los siguientes en presentar sus trabajos. Ambos son muy jóvenes pero que sus nombres suenen mucho en un futuro no muy lejano es más que una posibilidad porque su música cumple los requisitos que a día de hoy calan entre los jóvenes.

Sin miedo a nada, los dos alicantinos fueron unos de los mejores de la noche en cuanto al ambiente se refiere con temas como “Kelejodan”, “Elixir” o el acappella de “Poca Suerte”. Con un hambre desmesurado por comerse el escenario, dejaron muy claro que la edad no les impide disfrutar tanto a ellos mismos como a los asistentes. De tal modo que incluso cantaron el eufórico “Bandana” con gorros de navidad mientras lanzaban chuches. En marzo. ¿Por qué no?

Pero el mejor momento de su actuación fue el postre. Con toda la excentricidad, Funz.o y Baby Loud se integraron con el  público subiéndose a la barandilla que les separaba del foso mientras sonaba “Cebao” de fondo. No cabe duda de que sí estaban ‘cebados’.

Jado PVG | Foto: Juan Fernández

El siguiente ‘miniconcierto’ fue para mí el peor de la noche y, paralelamente, fue al que más ganas le tenía. Se trataba de Jado. Pero mi descontento no está relacionado de todo con el artista sino con los ajustes del volumen de la voz de fondo y de los bajos. Por irónico que suene, estaban puestos muy altos y solapaban la voz de Jado al que apenas se le entendía. Este desajuste estuvo presente durante todo el concierto pero fue especialmente en esta parte cuando más se notaba.

Arrancando con “Dollars” junto a su representante compartiendo el escenario, no faltaron canciones como “Paraíso”, “Viuda Negra”, “Muñeca” o “En la Cima”. Después de ser el telonero del concierto de Natos y Waor, es la segunda vez que presenta en Alicante su repertorio en menos de un mes.

Si Jado quiere convertirse en un referente musical, deberá pulir el ritmo de los shows porque tal y como declaró el propio rapero instantes después de salir del escenario, le faltaba aire. A lo que su representante contestó “es que fumamos mucho”. Así que el menor consumo de tabaco puede ser otra opción. Al igual que Míster Barceló, Jado cerró su intervención con un freestyle. Se le echa de menos en el circuito batallero.

Ikki | Foto: Juan Fernández

Llegados el ecuador del festival, era el turno de Ikki, cuyas mezclas fueron más allá de su discografía musical. Desde Travis Scott, XXXTentación y Drake hasta música electrónica propia de los principios del siglo XX. Pinchando en dos polos opuestos, así es como se resume su paso por Trap County.

A mí personalmente me agradó con la cantidad de hits estadounidenses que sonaron con Ikki detrás de la mesa. E incluso delante. No exagero si digo que el propio DJ estuvo más animado que el público. Es algo que no logro entender, pues temas como “Sicko Mode” O “Look At Me” exigen saltar y flexear en vez de hacer la estatua como si de una ópera se tratase.

Deka | Foto: Juan Fernández

El ambiente no mejoró ni con la entrada de Deka, un artista alicantino de trap que se introdujo en el mundo de la música hace relativamente poco tiempo. Sinceramente, yo no los conocía pero debo decir que me gustó su show en Marmarela. No exclusivamente por las canciones en sí sino que, junto a su ayudante, intentaron que se pareciese lo máximo a una fiesta. Chuches y chorros de agua, dos elementos muy presentes durante su actuación. El primero, muy bien acogido por el público. El segundo, ya no tanto por los fotógrafos.

Yung Sarria | Foto: Juan Fernández

Con Yung Sarria, la situación era algo similar. Y es una pena porque temas como “Mask”, “Tantas Veces”, “€€€” o “Cero Amigos” tienen la producción y el ritmo necesarios para reventar cualquier sala. Es uno de los talentos más evidentes de la ciudad, pero con  una asistencia así no extrañaba ver un rostro más que serio por parte del artista, cuestión que afectó al dinamismo del directo.

Denom | Foto: Juan Fernández

Y por último, el plato fuerte de la noche aparecía en escena. Denom pisaba el escenario cargado de personalidad, dispuesto a hacer un show grandioso sin importar el número de público. No faltaron hits como “Desde 0”, “Aunque Duela”, “Bang Bang” o la inconfundible “Historias de Amor de Barrio”. Nuestro cámara Juan no dudó en ir rápidamente al césped para desprenderse de la cámara y disfrutar el directo. Porque sí, se disfrutó incluso con el espontáneo rubio que no paraba de incordiar sobre el escenario.

Era un final a la altura de lo que debería haber sido, con Ikki incluso disfrutando del cierre que realizaba su amigo. Creo recordar que no cantó “Solo Pienso en Ti”, pero a esas alturas no estaban las cosas para pedir. El estado de forma de Denom es espectacular y enorgullece ver el crecimiento de un artista que está en su mejor momento. De dulce.

Denom | Foto: Juan Fernández

Tras presenciar este evento podemos corroborar la reticencia alicantina de no asistir a conciertos, hecho que pasa muy a menudo y del que solo se salvan los dos o tres artistas mainstrem del momento. Un hecho que cobra menos sentido si tenemos en cuenta la cantidad de quejas por la falta de música urbana en la ciudad. Por una vez que hubo una organización que, con muchísimo trabajo, logró reunir a varios raperos/traperos en un sitio de lujo como Marmarela… ¿Esta es la respuesta?

 

 

Martin Halabrin

Martin Halabrin

El codirector, CEO o como se llame. El trap argentino es mi droga favorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *