Rocanrola Día 1 | Todo un éxito de asistencia

Rocanrola Día 1 | Todo un éxito de asistencia

Unos tres años hemos tenido que esperar para poder estar escribiendo esto. Echando la vista atrás, el tiempo parece haber volado pero lo cierto es que es un alivio para todas las partes que el Rocanrola haya podido, por fin, celebrarse. Tuvo lugar el pasado 7 y 8 de octubre en una de las cunas del rap como es Alicante, denominándose propiamente como el mejor festival del país del género.

La gran desventaja con la que jugaba el Rocanrola el primer día era que se celebraba un viernes de octubre, día laboral y escolar. De ahí que la afluencia de los primeros conciertos de la tarde de ese día no fuese la más grande. No obstante, acabaron colgando el cartel de sold out con más de 40.000 asistentes repartidos entre los dos días. Sin más preámbulos, nos disponemos a contar lo sucedido en este festival lleno de Rap Attitude.

sofía gabanna rocanrola
Sofía Gabanna | Foto: Juan Fernández

El estreno del Rocanrola llegó de la mano de Sofía Gabanna, que fue la primera que tuvo que jugar contra el recinto aún medio vacío por el horario, algo que pasó desapercibido por la actitud de la rapera. Ya desde los primeros instantes se pudo percibir que Sofía y Nathy comparten la misma sangre. Transmitió muy buenas vibras y ni un chándal largo con los 30 grados que pegaba la desanimó de pasar todo el show completo moviéndose de lado a lado.

Repasó varios hits como “Cuéntame”, “I’m Sexy”, “Bounce”, “No Hay Rencor” o “Vivimos Deprisa” (en la que hubiese estado genial que saliese Hard GZ). También tocó algunos tracks de su último EP “Maté al Amor” como “Marvin” o “Asesina” para acabar con “Gata Suelta”, un single que lanzó la misma medianoche previa al concierto. Lo cierto es que llegando a la recta final del concierto, pudimos ver a Sofía algo cansada, hasta tal punto que le costaba seguir el ritmo en algún instante del show. Me hubiese gustado verla en una zona horaria con mayor afluencia porque tiene energía de sobra para hacer disfrutar a los asistentes.

rocanrola alicante
Errecé | Foto: Martin Halabrín

Era el concierto que calibró un sonido que mejoraría de cara a las siguientes actuaciones. Nada más acabar, a las 16:00, ya estaba preparado un Errecé totalmente agradecido a todos y todas las que se acercaron a presenciar su directo. Está cumpliendo un sueño al poder presentar sus obras en conciertos/festivales, pues es precisamente la razón por la que perdió el gusto a la compe y se lo agarró a la melodía.

Se pudo ver a un Errecé muy motivado, muy cómodo y con muchísimas ganas encima del escenario. Interpretó temas de índole personal como “Puñales”, “Invisible” o “Tu Ventana”, además de tracks de ‘Hábitat’ como “Llámame y me Bajo”, “Energías” o “Volar”, uno de los temas más laureados de su carrera como cantante.

A pesar de reconvertirse en artista, el valenciano no se olvidó de su faceta freestylera, ya que muchos asistentes le conocen por esa vía. Con Fredy al mando del beatbox, Errecé se tiró algunos frees improvisando con objetos de los asistentes y también invitó a una chica a subirse al escenario para que le dijese palabras con las que rapear. Vamos, un easy mode de toda la vida. Y si algo nos ha quedado claro es que el retorno a la FMS no es de lejos su plan B. Ni el C ni el D ni el E. A no ser, eso sí, que Asier le suba el caché.

los chikos del maíz rocanrola
Nega (Los Chikos del Maíz) | Foto: Juan Fernández

Llegábamos a un momento que estábamos esperando como agua de mayo. Necesitábamos un concierto de Los Chikos del Maíz. Hacía tiempo que no podía disfrutar de ellos y la situación me hacía especial ilusión. Acostumbrado a verlos en entornos más cercanos al punk, verlos en este festival nos daba la oportunidad de mostrarles toda la admiración y el reconocimiento dentro de la escena por todo lo que han hecho por el rap combativo en este país.

Es el grupo por el que muchos han amoldado su manera de pensar. De vivir. De luchar. Es el grupo que ha marcado a toda una generación contestataria y que ha captado adeptos de mundos diferentes dentro de la música. Porque Toni Mejías y Nega han evolucionado el sentir de la música a un nuevo nivel. Y mientras nuevos rostros marcan el sonido mainstream de la escena, ellos son fieles a su estilo clásico.

Nos tocaba despedirnos de “Comanchería” por todo lo alto con un repaso por una discografía de grandes éxitos marcada por sencillos como “La Estanquera de Saigón”, “Valerie Solanas”, “No Pasarán”, “Sin Perdón”, “Pasión de Talibanes” o la emotiva “Un Bolero en Berlín”. También había tiempo para apelar al peluquín de Ximo Puig o disfrutar de una pequeña session de Plan B que marcó una pequeña tregua en el cansancio de ambos MC’s.

Me lo pasé en grande recordando momentos en festivales como el Viña, el Rabolagartija o el Marearock. Siempre es un placer poder cantar a pleno pulmón las canciones de un grupo que ha marcado un antes y un después en tu persona, aunque sus nuevos oyentes no estuviesen familiarizados con canciones de la talla de “Fear of a Mazorka Planet”. ¿Uno se hace mayor o cada vez hay público más joven? Que cada uno juzgue por sí mismo. Tras alzar el puño al cielo y cantar canciones que repetiré, o eso espero, en su nueva gira, era el momento de dar paso al siguiente artista del cartel.

El no parar de los festivales, una fórmula de conciertos que sigue generando mucho dinero año tras año, ya deja de ser moda para convertirse en una forma más de consumir música en directo. Lo malo de todo esto es que la espalda y las piernas se acaban resintiendo de tanta carga física, pero es la forma más práctica de poder ver a tus artistas favoritos en un mismo fin de semana. El COVID también ha revalorizado esta práctica y, por ello, cada vez hay más ganas de asistir a uno de tantos festivales que hay a lo largo y ancho del Estado español.

hard gz rocanrola
Hard GZ | Foto: Martin Halabrín

En el escenario Cutty Sark seguimos, aun con un sol sofocante, con Hard GZ acompañado de Lupita’s Friends, al igual que Sofia Gabanna. Los conciertos del gallego son un must para todo aquel que le flipe el rap en directo. Qué poco le hizo falta para incendiar el recinto y qué garra tiene. Nada más presentarse con “Parar” ya tuvo al público en el bolsillo. Tuve la oportunidad de verle en una sala hace tres años y puedo decir que en un festival es igual de potente.

Siguió con hits de toda su carrera discográfica tales como “Birra, Humo y Reflexiones” de Kaos Nómada, “Espantapájaros”, “Love” o “Dinero” de Versus, “Como Messi” o “Mortales” de Siempre , “Imperium”; y colaboraciones con otros artistas como “Barquito de Vela” o “Dime Cuánto”. Una selección totalmente gozadora para los que somos fans del rapero gallego.

No miento si digo que estuvo más tiempo debajo que encima del escenario. Bajaba al foso e incluso dentro del espacio reservado para los VIPs cada vez que podía para estar lo más cerca de su público. Los afortunados lo agradecen y siempre estoy a favor de que se acerquen algunas veces, pero creo que Hard pecó demasiado de esto porque, para los que estuvieron en los costados o al fondo, buscar su rostro se convirtió en una tarea más que complicada.

Para rematar la locura, se adentró en medio del público con un sombrero pirata en la cabeza y la bandera gallega a las espaldas para interpretar “Lo Real”, tema con el que hundió todo el barco. Y con el mismo atuendo concluyó su show épico con la mítica “Cae la Noche”.

recycled j rocanrola
Recycled J | Foto: Martin Halabrín

De vuelta al DLNYR Stage era hora de disfrutar de mi artista favorito, Recycled J. No sé cuántas veces he tenido la oportunidad de verle en directo pero sí sé que no me canso ni me cansaré de sus conciertos. De hecho, cada vez tengo más y más ganas de verle y realmente no es nada fácil lograr transmitir esta sensación que teníamos todo el equipo de URBAN LIFE desplazado al evento. Recycled J tiene uno de los directos más contundentes y sólidos del panorama. Domina el escenario como quiere.

Con su infalible guante en la mano izquierda, procedió a seguir un setlist del que ya nos tiene acostumbrados. Se presentó con la épica “Maravilla”, a la que siguieron temazos de talla de “Sabe a Chicle”, “Raíces”, “Angelito”, “Por la Pasta” o tracks de HDLR como “Carretera”, “Sudores Fríos” o “Más Alcohol”; que enciende todos los recintos de festivales. No obstante, así de la nada, en un momento, decidió cantar un cachito de Estopa. Porque sí, porque es Recycled J y porque todo lo que hace lo hace de maravilla.

Debo decir que el concierto se me hizo más corto de lo habitual, porque también el tiempo era más limitado. Para finalizar su paso por Alicante (uno más entre tantos) cerró con su obra magna “Bambino” y un remix electrónico de “A Tu Lao” con cañones de confetis incluidos.

Foyone | Foto: Martin Halabrín

Y pasamos de la sofisticación del madrileño a la crudeza de una leyenda de este género. Su anuncio fue la última sorpresa que tenía guardada la organización, emplazado a un horario compartido con Prok tras el anuncio de la ausencia de Ayax por problemas médicos. Esto me daba la oportunidad de disfrutar de Foyone por primera vez encima de un escenario.

El reptiliano pisaba el Rocanrola con las ganas de demostrar que a crudeza no hay nadie que le supere. Y venía resguardado por un Sceno que sabe exprimir al máximo las cualidades del andaluz. Entre una retahíla de raps sin cortes que levantaron un ambiente algo comedido al principio, pudimos disfrutar de auténticos himnos como “Olé”, “Ciudad del Vicio”, “El Síndrome Anuel” o la gran “Hoy Se Lía”.

Aunque no nos vamos a engañar, la expectación la causó principalmente un aniversario que puso al mundo del rap español patas arriba. El “#RapSinCorte L” cerró una actuación en la que el presidente lanzó un mitin lleno de barras para captar adeptos. Sin embargo, podemos decir sin miedo a meter la pata que fue un espectáculo muy corto. Compartían horario él y Prok y la limitación no daba para más.

Quizá lo más apropiado hubiera sido una transición natural con ambos encima del escenario para interpretar juntos alguna colaboración, o incluso que alguno de los raperos que estaban ese día en Alicante hubiese salido a cantar su cacho del cypher. Pero no hubo esa suerte para el asistente. Cada uno hizo su espectáculo por separado, algo que dejó muchas posibles colaboraciones sin realizar.

rocanrola alicante
Prok | Foto: Juan Fernández

Por suerte, la transición de un concierto a otro fue bastante rápida teniendo en cuenta que se realizaban en el mismo escenario. Era una prueba de fuego para Prok. La responsabilidad que cargaba sobre sus hombros era muy grande. Pasar de un concierto de los gemelos del Albaycín a un concierto íntegro de Prok levantó el descontento de muchos asistentes. Pero era el momento de hacerles entrar en razón de que el granadino se vale por sí mismo.

Y vaya si cumplió con creces. La intensidad con la que entró al escenario mostraba de buen comienzo de lo que era capaz. Y aunque él mismo reconoció que le invadían un poco los nervios, pudo firmar los muros de Alicante con mano firme bajo el pseudónimo de “Le Crie de la Rue”.

Un concierto en solitario de Adrían Pedrosa es desgarro en un mar profundo de emociones. En esas emociones prima la angustia y la rabia, pero también es capaz de mostrar amor y cariño hacia gente como su madre o su hermano. Lo mismo te canta “Yo la Quiero Mamá” que se despeina con “El Ferrari de Enzo”. Y es que esto es el Prok, un cúmulo de sensaciones que marcaron un concierto brillante en el que lo dio absolutamente todo.

El alma de rapero le sirvió de coraza para resguardar sus miedos, también con la ayuda de su inseparable Blasfem. Sonrió, lloró e incluso se pegó. Todo esto en apenas cuarenta y cinco minutos de absoluta carga adrenalínica. Porque su carrera es mucho más que “Fresas con Nata”. Él dio las “Gracias” con la presentación de su último sencillo y nosotros le agradecemos a él que no cancelase el bolo a pesar de la baja de su hermano. Nos hubiésemos perdido algo muy grande.

Kase.O | Foto: Juan Fernández

Tras muchas horas de conciertos sin descanso y artistas de todas las edades que pasaron (y pasarían) por los escenarios del Rocanrola, era momento de entrar en trance y poner de acuerdo a todos los asistentes al evento de que lo que se venía a continuación era algo único. Todos estamos de acuerdo en que Kase.O ha sido la principal fuente de inspiración de muchos.

Pero este no iba a ser un espectáculo de rap al uso. Era momento de amar al prójimo y de sentir la música de forma astral (o eso decía el zaragozano en los interludios de sus canciones). De sentirse niños de nuevo, sin hacer caso al que dirá el de al lado. De movernos sin conciencia ni moral, siendo fieles al puro arte de la improvisación, según nos inspirasen cada uno de los temas que el padre del rap hispano nos iba a presentar a lo largo de su hora y media de actuación.

Y todo parecía engañarnos cuando, tras una breve jam session de sus Jazz Magnetism, nos sorprendió con un “Esto No Para” que elevó los decibelios del Multiespacio Rabasa. Y es que pese a ser un concierto con banda, su ópera magna “El Círculo” estuvo presente con temas como “Yemen”, “Pavos Reales”, “Mazas y Catapultas” o “Mitad y Mitad”. Pero no sería el centro del concierto. Este show tenía otras intenciones.

Kase.O anunció su retiro tras esta gira y animó al público a conectar consigo mismo, siendo fieles a una manera de sentir para eliminar pensamientos nocivos y mantener los verdaderamente importantes. Justificó esto con la política, en la que criticó a todos y cada uno de los partidos políticos nacionales pero con especial insistencia en la figura del fascismo con Abascal en cabeza.

Cuando no esté yo, ¿os valdréis por vosotros mismos?“, mencionó en directo. Y es que se sentía padre, de forma literal, de todos los allí presentes, teniendo la necesidad de sentar cátedra con argumentarios sacados de un libro de meditación cualquiera. “Amar al prójimo, amar a las hormigas“, y se quedó tan pancho al decirlo.

Musicalmente hablando tuvimos la posibilidad de cantar a pleno pulmón obras maestras como “Repartiendo Arte”, “Como El Sol”, “Que No Hay Alcohol” o “Ballantines”. También mostró temas de cuño actual como “Ringui Dingui” o Tiranosaurius Rex”, acabando con la magna “Renacimiento”.

Es un concierto de lo más… único. La gente que ya hemos podido testar esta faceta del zaragozano en otros conciertos de la gira veníamos prevenidos, pero a los nuevos es posible que les llegara todo de sorpresa. No obstante, toda excusa es poca para poder disfrutar del ex-Violador del Verso, que también tuvo tiempo para deleitarnos con unos cortes a capella de sus temas más míticos.

fernando costa rocanrola
Fernando Costa | Foto: Juan Fernández

Tras el show del padre del rap hispano, era el turno de un rapero que está en uno de los mejores momentos de su carrera. El nuevo disco de Fernando Costa está calando de una forma sensacional en el público, en el que vemos un sonido más fresco y renovado que, además, le encaja como anillo al dedo. Siempre hay ganas de ver a Fernandito en directo y más aún tras la salida de ‘Titiritando’.

Hay artistas que están hechos para conciertos en salas y otros que tienen alma de festivales y, sin duda, Fernandito pertenece a los segundos. Es tremenda la potencia de su voz, se le escucha hasta en Canadá. Nunca digas no a un concierto de Fernandito porque es de esos artistas que mejoran el doble en los directos.

El setlist estaba cargado de temazos como “Shorty”, “Hasta Cuando”, “Fumando Serio”, “Dinamo”, “Lento” o “Etapas Raras”; sin olvidarse de su lanzallamas para presentar “Danger” y el roncito sabor madera para tocar “Malamanera”. Por otra parte, de cara al final de su show, nos dejó con una trilogía de hits que parten por la mitad cualquier recinto de cualquier festival como lo son “Oye”, “Chacho” y “Pa que lo gocen”.

Un día entero lleno de conciertos y ni un sólo descanso. Unos habituales en los escenarios alicantinos volvían para cerrar una gira que les ha tenido recorriendo los escenarios de todo el país compartiendo su música. Kaze y Beto llegaban desde Cartagena para poner un aparte a su música en directo. Anunciaron que este sería su último concierto antes de un parón que los tendría alejados de los escenarios, tramo que utilizarían para preparar su siguiente disco de estudio.

Kaze | Foto: Martin Halabrín

Kaze es ese tipo que siempre cumple. Una de las grandes bazas que tiene es la gran cantidad de himnos clásicos que ostenta a sus espaldas. Muchos hemos crecido musicalmente con canciones de la talla de “Ese Día”, “Curtem”, “Nunca lo Olvides”, “Dámelo”, “Nunca Digas No”, “Esos Ojos”, “Venga Lo Que Venga” y un largo etcétera. Por ello, es siempre bueno poder escuchar esos temas (o muchos de ellos) en directo.

Creo que hubiese disfrutado aún más de su show si lo hubiesen puesto un poco más temprano. Emplazarlo a altas horas de las noches ya suele ser habitual y el cansancio no te permite disfrutar sus actuaciones como se merece.

Respecto a lo que pudimos ver sobre el escenario, era todo un A, B y C. Los que hemos visto un sinfín de veces al rapper, ya sabemos lo que esperarnos. La complicidad entre Beto y él, la interacción sistemática con el público, chistes y puesta en escena adictiva y una voltereta para demostrar el buen estado de forma que tiene pese a rozar los 30 años. Una edad que sí, sorprende a todos.

También dio tiempo a escuchar la versión en directo de “El Techo de Mi Habitación”, el hit “Cómete Mi Éxito” para el que se trajo a Shoda Monkas o la emotiva “Lo Que En Silencio Guardo” cantada por todos los presentes. Echaremos de menos a Kaze pero esto servirá para que en un futuro nos sorprenda con un directo totalmente renovado para que, los que llevamos muchos años viéndole, nos podamos sorprender como la primera vez.

Y pasamos de colocar a Cartagena en el mapa a toparnos con una recta final del primer día del Rocanrola que sorprendió a todos por lo diferente que era respecto a los anteriores artistas. Rayden y Ptazeta cerraban un festival que había agotado completamente nuestras fuerzas. El primero, consiguió despertar nuestras pocas reservas de adrenalina con un concierto más cercano al rock que al rap y, la segunda, en base a temazos discotequeros que todos hemos escuchado muchas veces.

rocanrola alicante
Rayden | Foto: Juan Fernández

Para comenzar a hablar de Rayden, hay que contextualizar que no jugaba en casa. Las anteriores veces que he tenido la oportunidad de verle encima de un escenario, el público acompañaba a un artista que iba a lucirse con un tipo de música sin clasificar. Pero siendo un evento de puretas del rap, tendría que ganarse al público de forma diferente.

En directo, David Martínez es un aluvión de energía marcado por una cuidada puesta en escena que hace de su concierto una auténtica obra de teatro. El protagonista de esa obra es un Rayden que se gusta y se divierte a la par. Pero hay que tener en cuenta que no es el mismo artista que conocimos con Crew Cuervos y A3Bandas, tampoco ese freestyler que consiguió hacerse un hueco en el podio de la improvisación.

Soy un verdadero fan de su “nueva” faceta musical y muchos de los asistentes se pasaron para curiosear sobre un artista que ha conseguido encontrar un espacio inexplorado por otros músicos del género. Con “Homónimo” ha conseguido explorar diferentes sonidos que pasan desde la savia más contestaria y contundente hasta baladas astrales que resaltan el lado más sensible del compositor.

Pudimos disfrutar con temas como “Habla Bajito”, “Finisterre”, “El Mejor de tus Errores”, “Ubuntu” o la eurovisiva “Calle de la Llorería”. También nos deleitó con un cierre de traca en el que no faltaron “Haz de Luz”, “La Mujer Cactus y el Hombre Globo” y “Matemática de la Carne”. Me atrevería a decir que tiene uno de los mejores directos de toda la escena, pero que quizá no era el sitio adecuado para él. Hace tiempo que no hace rap, y no os equivoquéis, no es nada malo. Pero el público es parte importante de una actuación y ese día faltó ese factor energético.

ptazeta rocanrola
Ptazeta | Foto: Juan Fernández

11 horas llevábamos de pie, concierto tras concierto, y el disfrute no es el mismo que cuando estás fresco en las primeras horas. Pero si en el cartel había una artista que podía cerrar un día cargado de música incesante, esa era Ptazeta. La canaria celebraba su cumpleaños con una sesión reggaetonera de temas como “Ri Ri”, “Trakatá”, “Mami” o la reciente “Mujerón”, donde tampoco faltó la tan aclamada sesión con el cerebro argentino Bizarrap.

Como sensación personal, me pareció algo liviano el directo de Ptazeta. Al final acabarás bailando, porque reggaetón y madrugada son sinónimos, pero me faltó algo de fuerza por parte de la canaria. Siento que no se encuentra del todo cómoda encima de un escenario, con lo que eso implica. Pese a todo, las primeras filas se llenaron de fans de la artista, llegando a encontrar incluso banderas del colectivo LGTBI+ con su nombre.

Siguiendo con los mensajes sociales, también hay que aplaudir el mensaje que la artista dio delante de tanto público, reivindicando cuidar la salud mental y concienciando sobre el hate en redes. En momentos donde la masificación de las redes sociales hacen que cualquiera pueda convertirse en viral de la noche a la mañana, es peligrosa la posibilidad de que cualquiera pueda opinar de ti. Tanto ella como personaje público como nosotros, podemos llegar a sufrir eso, y que alguien tan reconocida como ella se pronuncie abiertamente sobre este tema es algo que hay que alabar.

De esta forma terminó un primer día agotador, donde no hubo ningún artista prescindible y en el que todo lo que podía salir bien, salió bien. No obstante, sí es cierto que era un día en el que se podrían haber hecho numerosas colaboraciones en directo que finalmente no se llevaron a cabo. El Rocanrola volvió a constatar lo exitoso que es el formato de festival con una asistencia gratamente sorprendente. El segundo día prometía más experiencias positivas y tocaba cargar pilas. A las 15:00 pisaría ese mismo escenario Hoke y había que estar recuperados para disfrutar con el mejor disco del año.

Crónica escrita por Juan Fernández y Martin Halabrin

Redaccion

Artículo realizado por varios/as componentes del equipo de Urban Life

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *