Robot95 | Con la mirada puesta “siempre arriba”

Robot95 | Con la mirada puesta “siempre arriba”

Hace un mes se colocó en el mapa mundial de forma viral la rapera mexicana Snow Tha Product tras la 39ª Music Session del talentoso Bizarrap. Un reconocimiento que se pedía a gritos, al igual que los demás exponentes de la música urbana mexicana que están levantando la escena como se merece. Uno de ellos es Kevin Gutiérrez, más conocido como Robot95 (Mexicali, 1995), que decidió apostar por un hip-hop libre trayendo una ‘rola’ muy influenciada por el g-funk californiano y en un lapso de cinco años ya lleva seis álbumes a sus espaldas. El último de todos es “Siempre Arriba”, un LP de 16 temas que se trata del trabajo que vamos a referenciar en esta entrevista.

Cada artista se adentra de forma diferente en la música. Algunos se empeñan en seguir su sueño desde muy chicos y otros se dan cuenta y deciden apostar por la música a otra edad. Robot95 estudió negocios internacionales, en 2016 se mudó a Guadalajara y, desde entonces, se puso en marcha la maquinaria. “Siempre Arriba” aterriza dos años después de su última referencia “José Ramón” y siempre es interesante escuchar de primera mano cómo reciben los artistas la recepción del disco por parte de los fans. Con este disco, Robot nos cuenta que se siente “a gusto, pues ya tenía muchas ganas de soltar esos tracks que llevaban dos años ahí guardados”.

En los años anteriores, los discos solían tener un concepto específico entre todos los temas que componían el trabajo. No obstante, últimamente podemos apreciar cómo el trasfondo de los discos ha ido evolucionado y cómo en numerosas ocasiones se sustituye el mensaje por el sonido que actúa como ese hilo conector entre los temas. De hecho, no siempre se confecciona un álbum con la idea ya premeditada sino que puede surgir seleccionando el material que hay dentro del cajón. Así ha sucedido en “Siempre Arriba”. “Cuando me di cuenta que tenía todas esas canciones con Beatboy (el productor), decidí juntarlos en un álbum porque concordaban los sonidos y la vibe que quería guardar dentro del disco”, confiesa Robot95.

A la hora de preguntarle por el aspecto diferenciador de este LP con respecto a sus anteriores trabajos, especificó que “Siempre Arriba tiene sonidos más psicodélicos y futuristas, siempre me ha gustado jugar con los sonidos y tanto BeatBoy como yo encontramos por dónde ir”. Y continúa: “Creo que a mi gente le gustó y entendió el mensaje que era proponerles un sonido distinto, pero con la misma esencia.

Buena vibra, influencia del G-Funk, un sonido despreocupante y una voz suave que casa de maravilla con cualquier género son algunos de los elementos característicos de la música de Robot95. La representación de ese sonido californiano no es ninguna casualidad si miramos la proximidad geográfica entre México y el oeste de Estados Unidos. “Al yo nacer en la frontera (Mexicali, Baja California) siempre crecí con ese sonido y siempre ha influido en mi música”, confiesa el artista mexicano.

Lo cierto es que el G-Funk está muy bien representado con West Gold, un grupo ya consolidado en la escena mejicana donde Robot95 formó parte del colectivo durante unos años hasta que decidió escoger un camino en solitario. “Westgold es el sonido que siempre me representará hasta la fecha, quiero llevar todo el sonido del G-Funk mexicano a otro nivel”, dice el artista latino. Fueron años muy claves en la carrera del cantante, pues de una forma u otra le han guiado e influido en su música desde que se lanzó a continuar su carrera individual. Si Robot95 hubiese seguido en el grupo, es una pregunta del millón si se hubiese desarrollado como artista tal como lo es actualmente, aunque él lo tiene claro; no cree en las coincidencias. “Creo que todo pasa por algo y sé que todo hubiera fluido, pero tal vez de distinta manera, pues no me hubiera entregado el 100% ni a mí mismo ni a Robot.

robot95 siempre arriba
Robot95

Explorando el álbum, uno de los detalles en los que me fijé nada más escuchar el disco fue que casi todos los temas duraban menos de 3 minutos. Los únicos que superan esta barrera son “Iphone” y “Es Que Tú” pero solamente con cuatro y cinco segundos respectivamente. Ante la duda de si la extensión era casual o planeada, Robot95 lo aclara: “Empecé a hacer tracks cortos desde ya hace un tiempo. Creo que se le puede sacar más jugo a cada una de tus palabras o a un buen hook y también creo que se queda guardado lo necesario para que sea un hit”.

Algo parecido ya nos contó Sr.Chen en su día en una entrevista aunque su opinión se enfocó más hacia el lado consumidor de los oyentes. “No me extrañaría que, de aquí a cinco años, la duración de los tracks baje mucho más de lo que ya ha bajado porque por lo general hay una dictadura del segundo verso. Me da la sensación de que todo va encaminado a que se queden canciones de minuto y medio”, nos decía el productor y cantante catalán. Una opinión con la que Robot95 está más de acuerdo. “Muchas veces solo recuerdas una línea o una melodía de toda una canción. Si cuidamos qué línea o qué melodía funciona, puede ser algo gigante”.

El álbum está producido íntegramente por Beatboy, un productor joven pero de primer nivel que llegó a colaborar con Daddy Yankee. Para que todo el LP esté respaldado por una misma persona se necesita una buena relación y un buen workflow y ellos sí lo tienen. “BeatBoy y yo nos conocimos hace ya casi dos años y medio. Nuestra conexión fue inmediata, me quedé en Monterrey una semana y de pronto ya teníamos 18 tracks listos. Y concluye: “Me gustó cómo tomamos una misma atmósfera”.

Dieciocho temas en los que reina la versatilidad del artista. A pesar de que su sonido estrella es el californiano como “Feeling Alright”, Robot quiso probar nuevos ritmos de la catalogada música urbana como un trap introspectivo en “Yo Elegí”, un exótico “Pa Ty”, un reggaetón en “Caminando”, una rola más noventera en “Flow” o un trap al puro estilo argentino como en “No Te Quiero Mentir”. Aún así, el disco no pierde la esencia de Robot95 siendo él un género musical en sí mismo: “Mi marca personal es la versatilidad y que no importa el género en que me monte, sabrás que soy yo quien está cantando”, declara el artista.

Es una evolución musical, un proceso natural del artista, por la que pasan casi todos los cantantes pero que no suele sentar bien a aquellos de mente más cerrada. De hecho, en la mayoría de los comentarios en sus temas en YouTube, mucha gente no para de pedirle que vuelva a su estilo del pasado. De tantas reiteraciones, puede llegar a fatigar. “Sí, cansa leerlos, pero no hacen que cambie de opinión. Me gusta ser real con mis obras y jamás podré cantar cosas como antes ya que no estoy viviendo lo de antes, creo que es normal para el crecimiento de cada artista y también de sus fans”, responde rotundamente Robot95.

Como hemos dicho en la entradilla, la música urbana mexicana está en auge. Artistas como MC Davo, Santa Fe Klan, Alemán, Gera MX o los mismos Westgold están llevando la música de este país al siguiente nivel y se empieza a notar en el panorama urbano internacional. “Está creciendo muchísimo, somos cada vez más los que paramos la bandera de nuestro país y con un sonido que nos distingue o nos está empezando a distinguir del resto”. No obstante, esto sólo acaba de empezar. “Apenas estamos arrancando en muchas cosas”, precisa Robot. Y una de ellas es tener un punto que les hace distinguirse del resto y, al mismo tiempo, saltar a la vista. “Creo que cada vez México es productor de exportación y al tener un sonido único y unos slangs distintos, empiezan a llamar la atención de todos”, objeta Robot.

Y ya no sólo a nivel nacional, sino también a nivel personal. La ambición puede llegar a ser algo determinante en la carrera de un artista y Robot no anda precisamente escaso de ello. “Expandir mi sonido por todo el mundo siempre ha sido y es mi principal objetivo”. Y continúa: “Quiero llevarlo a otro nivel”. Y estoy seguro de que lo hará porque tiene la mirada puesta “siempre arriba”.

Martin Halabrin

Martin Halabrin

El codirector, CEO o como se llame. El trap argentino es mi droga favorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *