Review | Mike Shinoda – Post Traumatic

Review | Mike Shinoda – Post Traumatic

El componente de Linkin Park Mike Shinoda ha publicado su disco en solitario “Post Traumatic”, dejando atrás el seudónimo de “Fort Minor”.

Son tiempos complejos para los componentes de Linkin Park. La banda californiana de rap metal ha vivido en su piel su peor año con el suicidio de su frontman Chester Bennington casi un mes después de su visita a España dentro del festival Download Madrid. Un año que ha servido a su compañero y amigo Mike Shinoda como punto de inflexión para perfeccionar un álbum que, más que ejercer de tributo, vela por él.

“Post Traumatic” está formado por 16 temas de diversa índole dentro del marco incomparable del rap. Sin embargo, huye de la rama más directa que predicaba en Fort Minor, buscando una corriente más cercana al pop. No es malo, cada artista busca su redención y evolución, viendo imposible quedarse estático o involucionar en el intento.

Todo comienza con “Place To Start”, una pieza que sirve de contexto llena de pésames y que enlaza con la atormentada “Over Again”. El ritmo crudo y agónico es principal conductor de la superficie en la que se compuso el tema, pero con un mensaje final de seguir adelante y surcar las adversidades. Continúa con “Watching As I Fall”, composición más rabiosa que hace resurgir a Shinoda del fango de la desolación.

Así arranca el denso LP, con pistas correspondientes a adelantos que fue proporcionando en pequeñas dosis tales como la minimalista “Nothing Makes Sense Anymore”, la coreable “Crossing A Line” o la más amena y familiar “Ghosts”. Especial mención a “Running From My Shadow”, rabia y beat marcado que hacen de ella uno de los grandes hits de todo el trabajo con la extraña colaboración de Grandson.

Uno de los puntos fuertes de “Post Traumatic” es la gran cantidad de géneros que abarca. “I.O.U.” representa el lado de la música urbana más negra con arreglos que pueden rozar sonidos actuales, mientras que “Make It Up As I Go” puede traducirse en un buen tema de pop capaz de ser número uno en radios como Los 40, en parte gracias a la aportación vocal de K.Flay.

Y es que otro de los factores que hacen de este trabajo algo magno es el número de colaboraciones en las que se ha podido apoyar Mike Shinoda. Aparte de los ya mencionados, Grandson y K.Flay, la espectacular voz de Blackbear en “About You” y el explosivo combo de Chino Moreno (Deftones) y Machine Gun Kelly en la melancólica “Lift Off” crean de este, un marco incomparable de genialidad musical.

A grandes rasgos, se trata de un disco hecho para la memoria y retroceder a épocas de éxito, alegría y premios. Una realidad que se perdió de la noche a la mañana por el agónico suceso de Chester que conmocionó a todo el mundo. Hacer un álbum de estas características en su honor es una de las mejores formas para recordar al artista.

El futuro de Linkin Park es ahora incierto, pero el presente de Mike Shinoda está a plena orden del día. Adiós a la etiqueta de Fort Minor, ha comenzado una nueva etapa. (9/10)

Resultado de imagen de mike shinoda post traumatic

 

 

Juan Fernández

Juan Fernández

Codirector en busca de un estilo claro. Del hip-hop al rock y tiro porque me toca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *