Red Bull: Barón, contigo empezó todo

Red Bull: Barón, contigo empezó todo

Verano del año 1992. Se iba a disputar la Eurocopa en Suecia. Yugoslavia, que ha acabado como líder del grupo de clasificación, fue excluida por la Guerra de los Balcanes cuya plaza vacante la ocupó Dinamarca, que más tarde se alzó con el torneo. Algo similar ha sucedido en el WiZink Center. Barón, clasificado en la semifinal de Barcelona, renunció a su plaza y la reserva Bnet se acabó llevando la Nacional de la Red Bull. De estar en casa a ser campeones.

bnet
Bnet con su título / @redbull_gallos

Creo que, a priori, nadie se imaginaba que Bnet podía llegar a la final, y más salir ganándola, cuando alrededor estaba un Walls que arrasa con todo lo que se le tuerce en el camino, un Blon que persigue la Nacional desde el año 1935, un Force cuya manera de entender el rap casa con Red Bull o un BTA que ya ha evolucionado al juego completo. Quizás ni él mismo, pero a base de estructura, métrica y coherencia ha ganado a uno de los organizadores de su futura competición, al maestro en flow en uno de sus mejores días y a los potentes punchs del Youtuber gallego. Por esta razón, se trata una de las mejores Nacionales de los últimos años porque el jurado tuvo en cuenta los diferentes skills sin caer en la sensación del post-punch. Así pues, a Bnet no le hizo falta gritar al terminar su compás porque él es más de llevar un esmoquin, de usar un arma con silenciador en vez de una AK-47, de decir las cosas con calma en vez de grito.

Force también merece su aplauso. No es el prototipo del rapero más completo pero su punto fuerte es demasiado fuerte. Y esto le llevó a ser el “segundo mejor de los participantes” dos años seguidos porque la Red Bull está hecha para él. Seguramente le apena quedarse a la puerta de gloria tanto esta noche como el año pasado, pero no olvidemos que hasta hace poco batallaba detrás de la cámara de su ordenador. Tal como lo han manifestado Walls, Tirpa y otros freestylers, Manel es un ejemplo de superación digno de admirar.

Otro aspecto a destacar de esta Nacional es el gran papel de los debutantes. Aparte de Bnet, hemos visto a un Tirpa que deja claro que no se trata de un espejismo después de lo mostrado en Valencia, a un Robledo muy suelto y con ganas y a un Botta con un descaro y agresividad brutal, aunque no fue lo suficiente para progresar a las semifinales en el caso de los últimos dos. A pesar de esto, el relevo generacional que tiene y tendrá el freestyle español dará mucho que hablar.

Una de estas promesas pero ya asentadas en el panorama nacional es Walls. El tropiezo contra Navalha era sobre todo por falta de experiencia, algo ya tachable después de su rendimiento en la FMS. No hay punto de comparación con el Walls del año pasado pero aunque no se llevó la corona, ha quedado en tercer lugar, está en segundo puesto en la liga de los mejores mc´s y ha puesto el WiZink Center a vibrar, y más después del batallón enérgico contra BTA. Todo esto con tan solo 18 años a su espalda.

En resumen, se trata de una de las mejores nacionales de los últimos años por un campeón que no fue clasificado y por la conquista de un estilo que suele ser infravalorado, por el gran nivel de los debutantes y por las acertadas instrumentales de DJ Verse, como también la ronda con los instrumentos que generaban un sonido agradable. Hasta el año que viene.

Martin Halabrin

Martin Halabrin

El codirector, CEO o como se llame. El trap argentino es mi droga favorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *