Nikone: “En el rap hay hueco para todos, no deberíamos pisarnos unos a otros”

Nikone: “En el rap hay hueco para todos, no deberíamos pisarnos unos a otros”

Kilig, toska, mokita, mangata o sarang. Estas son algunas palabras que no tienen traducción literal al castellano, al igual que Ramé, el nombre del último trabajo discográfico de Diego García (Madrid, 1993), más conocido como Nikone. Con la belleza y el caos al mismo tiempo como concepto, tuvimos el placer de hablar con el artista sobre todo lo relacionado con este nuevo proyecto.

Has publicado recientemente Ramé, un proyecto en el que te muestras crítico y reflejas tus últimas etapas. ¿En qué te has influido para hacer algo tan conceptual en el que todo esté hilado?

Me he influenciado por cosas personales, por las experiencias que había tenido a lo largo de estos tres últimos años. Como al final tienes en la cabeza y en mente que todos los temas necesitan material audiovisual, no es que me haya influenciado, pero lo que queríamos hacer era algo que estuviera a la altura de Onirikone.

En total son 9 temas que conforman el disco. Sin embargo, en Spotify aparecen como singles. ¿Hay un motivo detrás?

No, no hay ningún motivo detrás, simplemente queríamos sacar material semana por semana, entonces en Spotify aparecen como singles. Esta semana ya vamos a subir el disco completo.

Estamos en un momento en la industria en el que los singles priman más que los propios álbumes enteros. ¿No pensaste en sacar temas sin hilo conductor? Material suelto para consumo rápido, como dirían algunos.

Pues la idea es que este año voy a sacar un montón de contenido, entonces por norma general, cada año que estaba trabajando a buen ritmo siempre sacaba un disco.  Tengo idea de sacar singles sueltos pero no sin antes sacar este disco. Y aparte también voy a sacar otro disco. Pronto tendréis más noticias.

Dos discos seguidos, se dice pronto. Hablando de este trabajo, hemos visto que ha tenido muy buena acogida por parte del público. ¿Te ha sorprendido este recibimiento por parte de tus seguidores? 

Sí, porque después de tres años sin sacar mucho contenido la verdad es que no estaba seguro de cómo se lo iba a tomar mi público. El recibimiento ha sido increíble después todo el tiempo que he estado ausente. Estoy muy contento con toda la acogida y con la cantidad de comentarios que me han enviado, sobre todo cuando estamos en un tiempo donde todo se pasa de moda, y me sorprende que aún sigan queriendo Biribibae.

Eres el chico ‘Biribibae’, como dices, pero en este disco has probado nuevos sonidos como por ejemplo “Kané”, un tema más hardcore ‘que la deep web’ ¿Para ti cuál es el concepto del rap?

El rap para mí, desde mi punto de vista, siempre ha sido como una forma de expresión, es el conjunto de emociones y sentimientos en forma de letra acompañados con una instrumental.

¿Te has sentido cómodo en este tipo de instrumentales?

En realidad en todas las instrumentales que me he puesto a escribir me ha salido solo, a la hora de la verdad me da igual hacer rap que una balada. Lo que necesito es desahogarme y hacer música: BIRIBIBAE.

En el tema también mencionas que estás harto de los intereses y de los ‘falsos raperos que parecen buenos’. ¿Crees que hay mucha falsa apariencia en la cultura?

Al final lo que odio es que los raperos se lo tomen como si fuera esto supervivencia, en la música y en la cultura hay hueco para todo, y no deberíamos pisarnos unos a otros. Deberíamos escucharnos y apoyarnos más entre todos.

Siguiendo con esto, ¿se han perdido los valores de hermandad y unión con los que se caracterizaba el hip-hop?

No es que se hayan perdido los valores de hermandad y unión con los que se caracterizaba el hip hop, si no que está pasando en general. Cada vez la sociedad mira más individualmente. Es difícil cuando las cosas van mal ayudarnos unos a otros, pero somos humanos y necesitamos de los demás.

Por su parte, en Ramé te muestras crítico y arrepentido contigo mismo. ¿Si pudieses echar la vista atrás, qué querrías cambiar o arreglar?

No cambiaría nada ni arreglaría nada. Al final esto se basa en vivir el día a día y aceptar lo que uno tiene y cómo es. No puedes arrepentirte de las cosas que has hecho, tienes que avanzar y no caer en lo mismo de antes.

¿Dónde radica el cambio entre el Nikone del pasado y el del presente?

Al final el cambio es a través de la experiencia. No sabría decirte solo una cosa, son múltiples factores.

Hablando sobre el pasado, a lo largo del disco haces referencias a tus temas antiguos, algo que a parte del público le ha gustado, interpretándolo como la vuelta a tu esencia dejando de lado la música comercial, mientras que otro sector comenta que nunca has cambiado musicalmente hablando. ¿Tú de qué parte estás?

Ni con unos ni con otros, al final no es que yo vuelva a la esencia de antes, simplemente vuelvo a trabajar como trabajaba antes. Musicalmente he ido cambiando, no por firmar un contrato he dejado de hacer lo que hacía. En definitiva, he cambiado constantemente haciendo lo que más me gusta.

A diferencia del anterior disco, Ramé no es publicado bajo ninguna multinacional. ¿Estar en Sony te ha limitado a nivel de creatividad?

A mí nadie me ha limitado a nivel creativo, simplemente cada uno trabaja de una forma distinta, pero la creatividad va dentro de uno.

En “Reason” mencionas que sigues apostando en la música gracias a los que te escuchan. ¿Te has replanteado alguna vez dejar esta profesión?

No, sería incapaz de dejar de hacer música. Me quedan muchas cosas por aprender todavía a nivel musical, no me ha dado lugar ni a replantearme esto.

En el mismo verso dices que ‘te está matando’. ¿Sientes presión cuando compones?

Yo no siento presión cuando compongo, sino cuando pienso en lo que conllevan cierto tipos de cosas, no solo a nivel musical si no a nivel general en la vida. Siento presión por múltiples cosas y miedos, como cualquier otra persona.

¿Puede un músico componer sin sentir su composición?

Supongo que sí, pero en mi caso no. Si no lo siento sería imposible, no me creería lo que escribo, y eso no va conmigo, pero con total respeto a los que lo hacen.

Algo destacable del disco es la producción audiovisual, sin embargo os pilló en plena pandemia. Aunque este imprevisto refuerza el significado del disco, ¿existió la posibilidad de aplazar el lanzamiento?

Sí, existía la posibilidad pero se estaba demorando tanto el hecho de que yo subiera un trabajo, que aunque pasara esto lo vi como algo a favor, como que era el mejor momento, porque daría más significado a Ramé. No deja de ser algo bello dentro del caos.

En tu caso concreto, donde los videoclips tienen una relación con los otros, ¿qué era más difícil para conseguir esa unión a lo largo del trabajo: la cámara y edición o la composición?

La composición porque quería que fuera como comparable al anterior trabajo, le he dado muchas vueltas con que si algunos temas eran apropiados o no, si le iban a gustar a la gente, etc. Al final el tema audiovisual no recae tanto sobre mí, yo le cuento mis ideas a un cámara y él aporta las suyas, pero la composición es algo que tengo que hacer yo solo.

Has revelado en una entrevista con V Elemento, además de mencionarlo también al principio de esta entrevista, que estás preparando un disco de colaboraciones. ¿La idea es darle un concepto también o será más amplio temáticamente?

Creo que es una idea original porque he visto colaboraciones sueltas, pero no conozco a nadie que tenga un disco con colaboraciones. Al final quiero darles fuerza porque es gente que he conocido y con la que me apetece trabajar. A la gente le va a dar curiosidad porque es algo diferente.

¿Qué nombres rondan en tu cabeza para seguir con este proyecto?

Once nombres.

Para llegar a esto, primero tendrás que promocionar por salas tu último trabajo. ¿Cómo ves la actualidad de la escena en cuanto a presentaciones en directo? 

A día de hoy es difícil responder esta pregunta porque nadie sabe lo que va a pasar. Lo que está claro es que antes o después la música tendrá que volver a las salas, y para ese momento, me gustaría presentar este disco junto con la canciones de siempre y con otros nuevos temas. 

Para finalizar, y a modo de conclusión, ¿cómo va a salir la industria de este mazazo causado por la pandemia de la COVID-19?

Como decía la anterior pregunta, ahora mismo es difícil saber exactamente qué va a pasar y cómo va a salir la industria, lo que está claro es que la música siempre va a estar ahí, y de una forma u otra haremos que llegue al público.

La música va a estar ahí siempre. ¿Y Nikone también?

Este año saqué Rame, voy a sacar más biribibae series y voy a hacer el disco de colaboraciones, así que sí, queda Nikone para rato.

Quiero agradecer a toda la gente que esté leyendo la entrevista y a Urban Life por dejarme este pequeño hueco, mil gracias a todos y mucho biribibae y abrazos.

Martin Halabrin

Martin Halabrin

El codirector, CEO o como se llame. El trap argentino es mi droga favorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *