Nathy Peluso | Lo bueno se hace esperar

Nathy Peluso | Lo bueno se hace esperar

Fuimos acreditados en el último momento. Sobre la bocina. Como el gol de Ramos en el 93. Y podemos decir que lo vivido ese día en la Plaza de Toros de Alicante no tenía ningún tipo de sentido. Estábamos cubriendo por tercera vez en nuestra corta vida de medio de comunicación el concierto la diva argentina de moda. Nathy Peluso cerraba las confirmaciones urbanas de un ciclo de conciertos, La Plaza en Vivo, que cumplió el sueño de muchos alicantinos.

Todo venía precedido de un contagio de varias personas del staff de la artista que obligó a aplazar el evento, previsto para el 29 de julio, al 2 de septiembre, respetando la entradas ya vendidas y el espacio de realización del mismo. “Calambre” tardó un poco más en ser presentado en la localidad alicantina pero no hubo problema porque el hype que causa la cantante no se esfumó en ningún momento. Y es que, como dice el viejo refranero español, lo bueno se hace esperar.

Dos horas antes del concierto, en los aledaños del recinto, ya se respiraba un ambiente festivo singular. Aunque no se vendieron todas las entradas, la expectación causada por el concierto de Nathy Peluso se extendió con una ingente cantidad de vídeos grabados tanto para Instagram Stories como para TikTok. Y es que los allí presentes mezclaban un interesante cuidado de feed de redes sociales como de outfits.

Nathy Peluso Alicante
Nathy Peluso | Foto: Juan Fernández

Un cuarto de hora antes de que comenzase el espectáculo, a eso de las 21:45, el encargado de prensa de Horizonte Musical nos llevó a los acreditados a nuestros puestos. En ese momento ya se podía ver un recinto espectacular que esperaba con ansias la salida de la argentina. Qué bonito es ver una plaza de toros sirviendo como escaparate cultural y no como un cementerio de animales indefensos. Ojalá hubiese más conciertos y menos corridas de toros en estos espacios públicos.

Volviendo a lo que interesa, la música, llegó el momento en que las luces tenues avisaron que el show iba a dar comienzo. Primero salieron los músicos que iban a acompañar en todo momento a Natalia, y ya ellos se llevaron la ovación del público; pero lo que iba a pasar a continuación no iba a ser comparable. Móviles arriba, instrumental sonando y una figura femenina que apareció al final del escenario marcada por una luz negra que solo reflejaba su sombra. De repente, del sonido instrumental se comenzó a distinguir una melodía conocida por todos: “Celebré”. En ese momento oficialmente dio comienzo el recital.

El público enloquecía mientras que Nathy, con dos ventiladores a sus costados, hacía las delicias de los fotógrafos que se acercaban para conseguir la mejor foto del evento. Era un auténtico espectáculo digno de admirar. Y nosotros, que ya nos quedamos maravillados con sus actuaciones en Sala The One o en el Pirata Festival, ya estábamos preparados para disfrutar de una diva única en su estilo.

Nathy Peluso 2021
Nathy Peluso | Foto: Juan Fern´´andez

A Nathy o la adoran o la odian. Parece no tener punto medio. Pero allí, entre los que pagaron la entrada, únicamente hubo una clase de personas. Los gritos, los halagos e incluso los lloros fueron una constante durante las dos horas que duró la actuación. Los bailes de Nathy Peluso eran respondidos con vítores, y sus movimientos nos agotaban más a nosotros que a ella. Porque otra cosa no sé, pero desgaste físico tuvo que pasar puesto que no paró en ningún momento exceptuando pequeños interludios donde los músicos se hicieron los protagonistas de la velada.

El público estaba bien metido en el mood en cada momento. Cantaban a pleno pulmón con “Sana Sana” e iluminaban la plaza con una retahíla de flashes con “Buenos Aires”. El peso del concierto recaía totalmente en los hombros de la artista, que conseguía dominar encima de las tablas con y sin micrófono. Lo mismo te rapeaba al puro estilo West Code “Natikillah” que te bailaba una samba introductoria de “Puro Veneno”. Y lo peor es que todo lo hacía a la perfección.

La vitalidad que respira Nathy Peluso sobre el escenario es un reflejo de su vida cotidiana, donde también muestra a través de redes sociales una impulsividad hacia la alegría algo exacerbada. Te puede hacer disfrutar con todo: con un movimiento sensual o con una performance con una rosa que acaba entregando al público. No se cansa de hacer todo bien, por eso mismo se siente segura a la hora de innovar con nuevas propuestas musicales como la salsa en “Puro Veneno”.

Nathy Peluso concierto
Nathy Peluso | Foto: Juan Fernández

Una vez terminó de interpretar “Sugga”, llegó el momento de tomarse un pequeño descanso para recobrar las fuerzas mientras que sus músicos le cubrían de forma instrumental. Las personas aprovecharon en ese momento para pedir bebida o ir a los servicios de la Plaza de Toros. El espectáculo de la Nathy era tan envolvente que era difícil apartar la mirada del escenario simplemente para buscar con la mirada a los vendedores de cerveza que se encontraban por todo el recinto.

Volvió con ganas de seguir presentando el resto de temas del álbum “Calambre” (2020) con un “Llamame” a medio gas. Las revoluciones habían descendido y “Hot Butter” sostuvo un hilo que se acabaría rompiendo dando paso a una cola de grandes bangers de la artista. Todos sabíamos que esto iba a pasar pero no sabíamos cuándo y el tema que le llevó a la cima, “La Sandunguera” en versión con banda, contagió una energía que nos transportó hasta la fase final del concierto.

Los móviles se alzan a la velocidad de la luz cuando la Session de Bizarrap asoma con su inicio más que reconocible, es en ese momento cuando uno se da cuenta de la capacidad de aceptación que puede llegar a ganar cualquier artista gracias a una sola canción. El marketing que tiene a su alrededor el productor argentino logra que una cantante ya experimentada y exitosa, como Nathy Peluso, tenga un segundo peak de su carrera aún más elevado con una simple colaboración. También esto refleja la importancia que tienen los productores en la música, cuestión que Bizarrap ha sido pionero en mostrar.

Nathy Peluso Alicante
Nathy Peluso | Foto: Juan Fernández

Como cualquier montaña rusa, nos tocó subir la pendiente con “Amor Salvaje” y mantenernos estables con una angelical “Arrorró” que sorprende en directo. Quedaba la pendiente, todos estábamos subidos en el mismo vagón, los railes comenzaban a hacer ruido y sabíamos que íbamos a caer. De repente, la magna “Corashe” asalta con fuerza y todo el mundo grita y canta a partes iguales. Estábamos totalmente vendidos. Y caíamos con gusto.

Terminó y se despidió del público con esas formas que tanto acostumbran los artistas en directo. Sin mucha dedicación en la despedida para incitar a pedir bises para que el espectáculo siga. Y era obvio que la argentina saldría, pues faltaban varios temas que todo el mundo quería escuchar. La Plaza de Toros, algo vergonzosa, comenzó a vislumbrar por diferentes sectores tímidos gritos de “otra, otra”. Finalmente, tras agotar esa bala, los músicos salieron para dar un especial punto y final al concierto.

Nathy Peluso salió gateando hacia el micrófono, con otra performance que tuvo a sus fanáticos gritando por minutos. Y aunque la introducción del primer bis acabó siendo más larga que la saga de Fast and Furious, “Business Woman” puso todo el recinto patas arriba y los seguratas tuvieron que contener las energías de más de uno que quería acabar el concierto de pie.

Nathy Peluso 2021
Nathy Peluso | Foto: Juan Fernández

Era muy interesante ver que incluso había personas mayores que estaban disfrutando del concierto. Como anécdota, diré que a nuestro lado había un abuelo que incluso se atrevió a tararear alguna canción. Todo el mundo estaba bastante contento de lo que estaban viviendo ese día, con un show de dos horas en el que la artista lo dio todo encima del escenario. Este tipo de propuestas hablan muy bien de la entrega que tiene Nathy.

Todo se acababa y quedaban dos canciones que todo el mundo deseaba escuchar: la exitosa “Delito” y la reciente “Mafiosa”. Todo el mundo se puso de pie para ovacionar a la artista, a pesar de los intentos de los seguratas por mantener a todo el mundo sentado. Porque era una ovación hacia la entrega y al poderío que tiene la cantante sobre el escenario. La propia artista, agradecida, regaló al público un último tema, “Agarrate”, y unos versos que cerraron a la perfección un evento único.

Nosotros, más que contentos de cubrir por tercera vez un concierto de la Peluso, volvimos a casa agradecidos de poder entrar a cubrir este recital. Posiblemente Nathy Peluso sea la diva de habla hispana que necesitábamos. Los haters de la cantante dejarían de serlo si viesen en directo un concierto así. A todos los que aún no hayáis visto este espectáculo en directo, os recomiendo que no perdáis la oportunidad. Me lo agradeceréis.

Juan Fernández

Juan Fernández

Codirector en busca de un estilo claro. Del hip-hop al rock y tiro porque me toca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *