Invert: “Nunca he disfrutado rapeando en una competición”

Invert: “Nunca he disfrutado rapeando en una competición”

De campeón Internacional en 2014 a jurado de la primera liga profesional de freestyle. Endika Guitiérrez (Barakaldo, 1984), más conocido como Invert, ha protagonizado una exitosa carrera en el freestyle llena de altibajos generacionales. Toda su trayectoria es resumida en una entrevista donde se puede observar el lado más humano y cercano del artista y ahora también youtuber.

Pregunta: Se estrena en Alicante como jurado de la FMS, ¿qué sensaciones tiene de cara al puesto?

R: Me enfrento a esta etapa como una necesidad de cambiar de posición. Como un punto de inflexión que separa el camino que ya he hecho de uno paralelo enfocado de otra manera. Era necesario dejar de competir porque me estaba quemando. Considero que soy una persona que lleva mucho tiempo en las batallas y tengo un mínimo de criterio para poder tomar buenas decisiones.

P: ¿Ha sentido más presión como freestyler de la FMS o como jurado?

R: Como competidor absolutamente. En el puesto de jurado estoy muy tranquilo, no hay comparación. Puedes tener presión cuando eres jurado en una Internacional donde después mucha gente te va a acribillar por tu decisión pero aquí no. Moco de pavo. Críticas siempre van a haber porque hay mucho fanboy que defiende siempre a su freestyler pero, al final, todos los que estamos aquí de jueces nos hemos ganado de una u otra forma nuestro derecho a votar. Debería primar eso. Hay que valorar las batallas como si tú fueses uno de los que ha participado.

“La diferencia de quedar primero a segundo te cambia la vida”

P: Ya ha sido jurado en otras ocasiones, sin embargo este formato es nuevo para usted. ¿Se ha preparado previamente para ello?

R: Más que preparar es estudiar el sistema de voto y demás cosas que implica el formato FMS, que me lo han explicado todo muy bien en una charla. No hay una preparación previa explícita, el mejor juez es siempre un freestyler que ha competido a nivel nacional e internacional, que se ha movido por todos los lados y que tiene conocimiento de todos los criterios socialmente estadísticos de votación y sabe cómo aplicarlos en su entorno.

P: Sin embargo, hay otros jueces que no han sido competidores de batallas de gallos.

R: Hay excepciones. En gente como Juan Ortelli se nota la experiencia, los años de música que tiene a sus espaldas y la influencia de todo el freestyle que ha mamado. Ahí se gana su total derecho a votar pero, al igual que él, pueden haber otras personas igual de válidas. Mi impresión es en términos generales, pues el mayor criterio lo tendrá alguien que haya experimentado en su piel cómo se siente estar encima del escenario y sepa lo que significa que te voten o no te voten en una final. La diferencia de quedar primero a segundo te cambia la vida.

P: Desde su cinturón de campeón internacional en 2014, muchos freestylers jóvenes españoles llegan pisando fuerte. ¿Ve preparada a la nueva escuela para competir con gente de primer nivel?

R: La veo preparada pero aún podría estarlo más. Es un orgullo ver que hemos marcado un camino que ahora los chavales están recorriendo con mucha fluidez, pues tienen unas herramientas que pueden usar para ser mucho mejores que nosotros. Es un hecho. Están muy cualificados para poder representar a España en torneos internacionales que, de hecho, lo están haciendo. El mejor ejemplo es Force, su batalla contra Aczino fue muy buena.

P: ¿Esta nueva generación es más potente que la suya?

R: Hay puntos a favor y puntos en contra. Puede que vaya más potente que la mía pero, al ser la generación que está entrando, hay algo que la técnica no te da y son los años de rodaje y las horas de vuelo. Sin embargo, hay gente como Walls que conforme llegó pasó a estar en el top enseguida y poco hay que decir de él. Está muy preparado para representar, lo que pasa es que no sabría cómo se desenvolvería en un campeonato internacional. Objetivamente es una persona que suele tener días muy buenos pero, igual ya saliendo de tu país y teniendo al público en contra, no sabría cómo reaccionaria. Un ejemplo claro es cuando fuimos Freenetiks (Skone, Chuty e Invert) a competir a Chile y tuvimos todo el rato al púbico en contra. Si no se tiene un autocontrol, la sangre fría y esa experiencia de aislarte del público; la situación te come y te vienes abajo. Eso es muy difícil de perfeccionar.

“Cuando la Internacional sea en España me presento”

P: Skone lo consiguió, por ejemplo.

R: Exacto. Skone tiene la suficiente experiencia como para sobreponerse a ello. Pero esto le toca a alguien más joven y el resultado seguramente no sea el mismo. Puede pasar pero yo, en esa situación, confiaría más en uno de los gallos viejos.

P: Otro cambio generacional es el uso del compás. En la primera era de las batallas de los gallos, el punchline solía ser introducido en la segunda barra mientras que en la nueva era el punch suele ocupar la cuarta barra del patrón. ¿Con cuál de las dos se queda?

R: A mí se me hace muy raro. Escuchar a alguien que dice:

“Estoy rapeando tranquilamente sentado

Mira como lo hago, con la gente me acompañas

Soy la alimaña que daña y se autoengaña

puedo representar de forma espectacular en España”

He rimado con “-aña” la dos, tres y cuatro mientras que en la primera he metido relleno. Yo necesito que encajen todas, que haya una suelta no me gusta nada. Por cierto, vaya pedazo de rima me acabo de sacar (risas). En 2014 me diferencié de eso porque no utilizaba la cuarta barra sino segunda y cuarta. Pillaba en un 4X4 y metía punch en las cuatro y ahora todo el mundo mete solo una. Creo que es un paso atrás en las batallas pero la culpa no es solo del freestyler, también del público. Si metes una rima potente, se pasan el resto de tu compás aplaudiéndolo y ya no puedes hacer nada. Te quedaría usar la cuarta barra y si te dejan.

P: En cambio, estamos viendo a viejas figuras de las batallas como Eude o Mowlihawk colándose en puestos nacionales de RedBull, ¿se espera su regreso en las competiciones?

R: Solo depende de mi estado de ánimo en un futuro y de que me apetezca en ese momento. El hecho de haber descendido me ha liberado un poco, que aprovecho para decir que no culpo a ningún participante, la culpa fue mía, tuve momentos muy malos y de desánimo, no entrenaba porque me estaba dejando de apasionar el freestyle y no disfrutaba porque se estaba convirtiendo en mi trabajo y mi deber. Y ahora que me he desvinculado de ello, que estoy sin presión, estoy volviendo a recuperar el nivel y hay momentos que digo: “me molaría presentarme a RedBull”. Si me presento en un futuro a alguna competición únicamente sería a esa. No volvería a la FMS ni a otras competiciones seguidas porque no lo paso bien. De momento estoy contento así y no sé que pasará más adelante. Aún así, me gustaría volver a ganar una Internacional. Cuando sea en España me presento.

“Hay que valorar las batallas como si tú fueses uno de los que ha participado”

P: En su extensa experiencia en las batallas, ¿cuál es el momento más memorable que recuerda?

R: Hace un año justo aquí (ndr: Sala The One, Alicante) con “la caja de Pandora”. Estaba en un momento psicológico muy débil, con bajones, en la primera jornada contra Hander fui enfermo, no hice nada y llegué al enfrentamiento contra Blon asumiendo mi derrota. No entrenaba. Lo que pasó con él en ese momento es que me tocó la fibra y rapeé desde dentro. Eso me salía antes cuando estaba motivado pero quiero llegar a ese punto desde el bienestar y la motivación, no desde un estado anímico malo. Quiero disfrutar rapeando, algo que nunca he conseguido en competiciones.

P: Ese mismo día la motivación fue tanto tuya como del público, que te apoyó mucho.

R: Totalmente. Es como un partido de ping-pong, el feedback del público va y viene y cuanto más lo recibes, más das. Pero la experiencia hace que funciones aunque las cosas no seas así. Yo soy una persona que necesita muchos estímulos como es un público encendido y, si eso no funciona y están en un estado desmotivado como yo lo estaba, pues no se puede hacer nada. Pero contra Blon la gente estaba ahí apoyando a tope en parte porque no se esperaba nada de mí. Cuando no esperas nada de un degollado te puede sorprender. Es así.

P: Su puesta en escena siempre fue agresiva y ruda, sin embargo detrás de las tablas se ha visto a un Endika más cercano que no ha dudado en mostrar sus sentimientos cuando ha querido. ¿Con qué faceta suya está más orgulloso?

R: La persona que hay detrás. El artista es un escudo y dista mucho de lo que soy en el día a día. Soy un vacilón y un chuleta pero no tengo nada que ver con lo que soy encima de un escenario. Y, si tuviese que elegir entre alguno de los dos, te diría que Invert porque me apoyaba mucho en eso. Pero ahora soy muy  feliz siendo Endika y sin tener que ir dando cuentas a nadie. Lo mejor es no tener que taparte con tu personaje y ser feliz con lo que estás haciendo.

“Cuando no esperas nada de un degollado te puede sorprender”

P: Y hablando antes o de retornos también nos queda uno, el de la música.

R: La gente se está equivocando con lo de que yo me he retirado. Vivo del freestyle haciendo miles de cosas aparte como son los shows con Freenetiks, siendo juez y teniendo un montón de proyectos en mente.

P: ¿Alguna maqueta?

R: Más que maquetas, temas sueltos. El concepto de disco no lo tengo muy claro al día de hoy por las redes sociales y por el tiempo en que vivimos. No he dejado de trabajar en la música, tengo un montón de cosas en mente, grabadas y sorprendentes.

P: ¡Se podría decir que su vida siempre estará ligada al rap?   

R: De momento sí. No voy a decir seguro lo que haré el día de mañana. Me gustaría que estuviese ligada a esto pero lo que tengo claro después de todo lo que he vivido es que, si hay un momento en el que me resta más, lo quitaría todo. Ya me ha pasado y ha sido un tiempo en el que he conseguido volver a disfrutar con un micrófono en la mano. Cuando el rap me pese, me saldré de la escena, me pondré con YouTube y a hacer vídeos de más de 10 minutos (risas).

PD: NOS INSISTE REITERADAMENTE QUE OS SUSCRIBÁIS A SU CANAL DE YOUTUBE.

 

Martin Halabrin

Martin Halabrin

El codirector, CEO o como se llame. El trap argentino es mi droga favorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *