Funzo & Baby Loud | Un locurón inolvidable en Alicante

Funzo & Baby Loud | Un locurón inolvidable en Alicante

Una locura lo que vivimos en la Plaza de Toros de Alicante el pasado 9 de julio. Volvía a cubrir un concierto por primera vez desde febrero del 2020, siendo Zetazen el último artista y el último concierto al que asistí antes del inicio de la pandemia, y ya tenía muchas ganas. Y que fuesen Funzo & Baby Loud lo hacía aún más especial, pues les sigo la pista desde sus inicios y, desde la sombra, me enorgullece ver el progreso que están consiguiendo los hermanos. Así que cogí el NIE, desempolvé del armario la camiseta de prensa de URBAN LIFE y fui directo a la Plaza de Toros al que se presentaba como el concierto más especial de la carrera de Funzo y Baby Loud. Y, dos horas más tarde, entendí por qué.

Tras un breve jaleo fuera del recinto que ya casi ni recordaba, nos colocamos en la segunda planta con una visión espectacular y flipé. Esperando en la puerta de la plaza me hacía una idea de que el recinto iba a estar abarrotado, pero ver desde arriba a cada persona sentada y ubicada en sus asientos, multiplicó la sensación de asombro. Y no soy el único. Según las palabras de nuestro fotógrafo, incluso el propio Funzo en su entrada al escenario se echó las manos a la cabeza con las casi 3000 personas que habían ido a verles. Podía no creérselo pero era una realidad.

Chillidos, gritos de emoción y pantallas de móviles se apoderaron del ambiente en el momento justo en que los hermanos se subieron al escenario con “Jóvenes no tan locos”. Aunque lo cierto es que son más bien “Jóvenes to locos”, tema con el que siguieron nada más acabar la versión acústica. La presentación de estos dos temas se puede tomar como un spoiler de lo sucedido durante casi las dos siguientes horas; los asistentes se sabían hasta el grupo sanguíneo de Funzo y Baby Loud.

Siguieron con “Elixir”, “Malibú con Piña” y con una pulla al público de Gijón del concierto del 8 de julio. A partir de aquí, empezaron oficialmente los numerosos halagos hacia el público de Alicante y es que el amor que les ha dado su ciudad será inolvidable tanto para Funzo y Baby Loud como para los asistentes. Parecía que cantaba cada una de las casi 3000 personas y cada vez que miraba hacia el público, se me erizaba la piel.

Funzo | Foto: Juan Fernández

Una fiesta que continuaba con “Ojalá te vaya bien” y con el primero de los invitados de la noche; Rauw Alejandro. Bueno, Pole para los amigos, para interpretar juntos “Te Juro”. Los que estuvieron en el concierto saben a lo que me refiero y debo confesar que por un segundo, tras tantos gritos, sí que me quedé pensando si era de verdad Rauw Alejandro, pero solo era una de las numerosas bromas de los hermanos. También sortearon el micrófono con el que grabaron la mitad de sus canciones e instantes después, Funzo coreaba “alcohol” mientras Baby Loud tocaba el tambor. Aunque, teniendo en cuenta que un porcentaje elevado del público eran menores, creo que no era la mejor idea por parte de Funzo. 

Coñas aparte, siguieron con “Dónde te espero”, que tuvo menos fuerza de la que debería. Es una canción para bailar, o perrear según Baby Loud, y en los conciertos en formato de sillas se pierde un poco el potencial del tema. Pero así lo indican las restricciones sanitarias a las que tenemos que seguir el orden para seguir apoyando la cultura segura. Hablando del apoyo, el hecho de jugar en casa se notó en temas lanzados en sus inicios antes de la fama como “Na de Amor”, que sonó igual de épico que temas más mediáticos “Malibú con Piña” por ejemplo.

Llegando el ecuador del show, Funzo y Baby Loud se atrevieron a hacer lo que nunca han hecho; cantar “Como Hermanos” en directo. Porque Alicante es y será su casa y porque en las primeras filas se encontraba su abuelo viéndoles hacer historia y viendo el lado más humano de ambos. A veces se quieren, otra veces se matan pero son hermanos y el abrazo entre los dos mientras caían las lágrimas de Adrián lo definían absolutamente todo. Lo intentó, pero no era capaz de terminar la canción y acabó emocionando a toda la Plaza de Toros. Un momento para el recuerdo que simboliza mucho la hermandad y la relación entre ellos dos.

funzo baby loud alicante
El abuelo de Funzo & Baby Loud | Foto: Juan Fernández

A continuación, subió al escenario el segundo invitado que era nada más ni nada menos que Brunos Mars. Bueno, Paranoid 1966, para interpretar “Poca Suerte”, que ya se tornó todo un himno entre los más jóvenes. Posiblemente fue uno de los temas más coreados durante el concierto, y es que se saben incluso dónde van las comas de las letras. Quién se hubiera imaginado en 2018 que un videoclip en un mercado acabaría representando a toda una generación, pero el resto ya es historia. Otro de los momentos bonitos que nos ha regalado el concierto fue el viaje a “Andrómeda”. Los flashes de los móviles de los asistentes sustituyeron las luces del recinto mientras todos y todas se estaban dejando la voz en corear la letra y confieso que no paraba de mirar de izquierda a derecha. Estábamos acercándonos al fin del concierto y me seguía asombrando lo que estaban consiguiendo Funzo y Baby Loud y la relación que tienen con los fans. Son unos reyes en lo suyo y no hay quien les pare.

Algo de lo que me iba dando cuenta a lo largo del concierto es que las canciones más gritadas eran las tristes como “Qué Bonito Fue”, “Todo Roto”, la mencionada “Poca Suerte” o el acústico de “Kelejodan” con el tercer invitado Melendi. Bueno, el guitarrista Mario Milán. Y, sinceramente, esto explica un poco el hecho de por qué son considerados los líderes de nuestra generación; somos depresivos por nosotros mismos, ellos escriben lo que muchos y muchas quieren decir/sienten y, sobre todo, porque el drama es nuestra pasión. Sí somos.

No obstante, más allá de momentos mágicos y sentimentales también hubo espacio para episodios graciosos y épicos. Por ejemplo, conforme avanzaba el concierto, el tambor se estaba volviendo el mejor acompañante de los alicantinos al ritmo de “We Will Rock You” para que cantasemos estrofas de sus canciones. Y, bueno, también sonó “Hay un Amigo en Mí” de Toy Story o también el himno de las Hogueras. Por su parte, el equipo les interrumpió en pleno directo para traerles numerosos discos de oro y, mientras otros artistas se los cuelgan en las paredes, Baby Loud del subidón propuso sortear uno de los discos como el micrófono anteriormente. Pero como dijo Funzo, “tampoco hay que pasarse”.

funzo baby loud alicante
Baby Loud | Foto: Juan Fernández

Ahora sí, entramos en la fase final del concierto. Al igual que “Como Hermanos”, tocaron el épico “Cebaos” exclusivamente en esta ciudad porque, básicamente, es el tema con el que se dieron a conocer. Siguieron con el esperadísimo “Joven para Siempre” y, por fin, puedo morir en paz tras cantar este tema en vivo. Es brutal cómo se vive en directo, es doble de enérgico al igual que “Batmóvil”, el track con el que cerraron su show en Alicante con Pole otra vez encima del escenario.

A Funzo y Baby Loud les vimos en 2019 en el Trap County de Marmarela delante de un máximo de cien personas donde eran todavía una promesa. Les vimos en 2020 en la Sala The One con el ‘sold out’ colgado y les volvimos a ver en 2021 delante de 3000 personas en la Plaza de Toros. La siguiente parada podría ser perfectamente un lleno absoluto en el Estadio José Rico Pérez y mejor no descartar nada. Estos dos chavales no tienen techo.

Martin Halabrin

Martin Halabrin

El codirector, CEO o como se llame. El trap argentino es mi droga favorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *