FMS Murcia | Crónica de la sexta jornada de la Freestyle Master Series

FMS Murcia | Crónica de la sexta jornada de la Freestyle Master Series

La Freestyle Master Series española celebró su sexta jornada en la ciudad de Murcia con la confirmación de seis batallas que hicieron las delicias de unos 4.300 asistentes. Esta cifra confirmó la presencia del doble de espectadores que la última vez que FMS pisó Murcia. Estos números son indicativos de la gran evolución que está teniendo esta industria en general y la liga nacional en particular.

En momentos en los que se discute sobre el futuro de la disciplina y la pérdida gradual de números de viewers en las principales plataformas de streaming, que el público responda en los directos es la punta de lanza en la que se amarra el futuro de la escena.

Y respecto a los emparejamientos que tuvieron lugar ese día en la región murciana, había varias batallas con aires concretos de revancha. Por ello, desde que dio comienzo la jornada más tardía de la liga este año, vimos a un público muy entregado con los freestylers, deseosos de verlos encima del escenario.

Gazir vs Zasko: la cara y la cruz de dos freestylers muy opuestos

La jornada arrancó con una batalla que siempre es bonita de ver. Gazir llegó a estar en boca de todos gracias a una regional que ganó en tierras alicantinas frente a un Zasko que actuaba de local. La revancha ya se produjo en el debut de Gazir en la competición, y era el momento de demostrar que ya no iba a dejar que los punchlines de Zasko Master le hiriesen de la misma manera. Gazir ya no es aquel novel, es una de las grandes figuras que tenemos a nivel internacional en nuestro país y ha conseguido agrandar su figura con una mística que le acompaña. El niño prodigio ha pasado a ser el principal aspirante a conquistar todos los títulos incluido, por qué no, el título de campeón nacional de FMS.

En contraposición, el alicantino no se encuentra en el mejor momento de su carrera profesional. Le cuesta encontrarse a gusto con su estilo y eso se nota cuando se enfrenta a un rival que le pone las cosas difíciles. A su favor, decir que el estado anímico que mostró fue mucho mejor que en otras jornadas y la mejora puede entrar por ahí. Ganaremos mucho en espectáculo si recuperamos al Zasko que se movía como pez en el agua entre métricas imposibles.

La victoria de Gazir fue por decisión unánime y su puntuación le permitió conseguir otro MVP más. Ya son cinco los galardones de jugador mejor valorado en seis jornadas, una hazaña al alcance de muy pocos. El buen estado de forma del asturiano nos hace soñar con una final de altos vuelos frente a Chuty en la última jornada. De hecho, ya se retaron encima del escenario. ¿Podrá Gazir alzarse victorioso? Tocará esperar para verlo.

Gazir vs. Zasko

Mr. Ego vs Elekipo: cuando desaparece el factor del qué dirán

Esta batalla fue el claro ejemplo de no esperar nada y acabar encantado con la propuesta de ambos freestylers. Y eso que todo fue en tramo ascendente con dos raperos que no habían enfocado de la manera más eficaz posible la batalla. Pero hubo un momento en el que todo cambió. Fue cuando Mr. Ego aprovechó su papel de polémico para meterse en terreno pantanoso sin andar pensando en cómo se verían sus rimas fuera de ese escenario. Arrancó con un abanico de chascarrillos originales en relación con la ascendencia árabe del almeriense Sawi Elekipo.

En ese punto, el ambiente se caldeó y ambos consiguieron alcanzar los estímulos necesarios para plantear una batalla atractiva de cara al público. Porque esa es precisamente la esencia del freestyle real. Mover tu discurso en base a un estimulo que aparece de la nada sin pararte a pensar la repercusión que puede tener fuera. Rimar primero y reflexionar después.

Mientras que comenzamos viendo a un Mr. Ego caricaturesco y juguetón, haciendo muecas y gestos en torno a las rimas de su rival para meter al público dentro del enfrentamiento, Sawi se mantuvo sereno y enfocado en ganar. Era evidente que en sus planes no había otra opción que no fuese la victoria. Y la consiguió con tres valoraciones a su favor y dos réplicas, siendo una de las batallas más atractivas de la noche (al menos la que más me gustó a mí) pese a no ser una de las más destacadas a nivel de nombres enfrentados.

Mr.Ego vs. Elekipo

Blon vs Tirpa: la excusa para disfrutar de una revancha

Era el momento de ver a Blon encima del escenario ya con su corona puesta. Para colmo, se enfrentaba a la persona que le sufrió en esa final nacional de Red Bull Batalla en la que todo estaba encaminado para que fuese Blon el que se alzase victorioso. Y era la oportunidad de que él, Tirpa, todo un subcampeón internacional, buscase la revancha en campo neutral. Sin embargo, lo que pudo ser una retahíla de golpes de rencor que dejasen a Blon noqueado se quedó en un simple casi pero no.

Y eso que Blon no mostró precisamente un nivel muy alto. Ambos contendientes estuvieron bastante comedidos durante toda la batalla y, aunque para muchos el nivel de Tirpa fue superior a lo que las votaciones posteriores mostraron, fue en líneas generales un enfrentamiento bastante bajo en emociones que se decidió con una réplica muy igualada.

Tras la réplica, también tuvimos un resultado bastante igualado con un tres a dos a favor de Blon que acabó llevándose una batalla que levantó las críticas de los aficionados a través de las redes sociales. En directo no hubo ningún grito de tongo ni nada por el estilo, cuestión que da a entender que lo que se vería desde casa sería diferente a lo transmitido en directo. Esta derrota deja a Tirpa penúltimo en la tabla de posiciones, solo por delante de Hander.

Por último, quiero añadir un último apunte. A Blon no le beneficia en absoluto el papel de rey con corona si no encuentra un enfoque oportuno que le permita contrarrestar golpes rivales y levantar los vítores del público con frases ingeniosas. Y para llegar al público hace falta ser innovador, cuestión complicada para un enfoque tan trillado como su corona.

Blon vs. Tirpa

Sara Socas vs Hander: una batalla libre de complejos

Sobrepasábamos el interludio del evento con una batalla que hemos visto repetida unas cuantas veces ya. Hander afrontaba esta batalla con la necesidad imperiosa de alzarse ganador y poder conseguir tres puntos que le ayudasen a maquillar una tabla de posiciones en la que ocupaba el último lugar. Por su parte, Sara Socas quería seguir demostrando que no está situada entre los mejores freestylers del país por casualidad.

Salir del puesto de colista para uno, reivindicarse como una propuesta seria dentro de la liga para otra. Dos posiciones diferentes que tenían la misma importancia para ambos. Y si nada más arrancar Hander hace su discurso de “somos personajes y lo que decimos encima del escenario no tiene nada que ver con nuestra relación fuera“, quiere decir que va fuerte la cosa.

Pero volvió a florecer, como en la mayoría de sus enfrentamientos, la guerra de los complejos. Mientras uno le tira de plana, la otra le tira de calvo. puede ser hasta repetitivo. Pero hubo un momento en el que el surrealismo impregnó Murcia. En un momento Socas decidió quitarse la camiseta y quedarse en sostén mientras que Hander hizo lo propio con su gorra, mostrando su cabeza.

Y aunque la batalla en cuanto a puntos fue bastante comedida, el espectáculo que nos brindaron estos dos me pareció digno de mención. Porque el freestyle también juega con estos detalles que no hay que obviar. Esto es un espectáculo en sí y hay que aprovecharlo. El resultado fue bastante holgado para una Sara que se llevó los cinco votos de los jueces, mostrando que cada vez se siente más segura encima del escenario y llorando al verse ganadora de la batalla. Este enfrentamiento quedará en el recuerdo como el momento en el que todos sus onlyhaters se convirtieron en sus onlyfans. Y, con la tontería, se coloca cuarta de la liga, solo por detrás de Chuty, Gazir y Mnak.

Sara Socas vs. Hander

Sweet Pain vs Mnak: poca sangre ensuciando la tarima

Lo bueno de reflexionar sobre las batallas que vimos en FMS Murcia sin tener raperos favoritos, es que puedes disfrutar un enfrentamiento sin un posicionamiento emocional hacia uno de los participantes. Mientras las redes entienden que en esta batalla también hubo tongo (aunque esos comentario vienen siempre del mismo lado), yo vi falta de agresividad por parte de ambos. Y eso que Mnak buscaba en todo momento esa vertiente de batalla a sangre.

El público esperaba mucho que dos de los nombres más reconocidos de la escena nacional de freestyle sacasen un arsenal de rimas que fuesen directamente a debilitar a su contrario pero Sweet Pain prefería armar historias externas con sus fraseos, como si de temas improvisados se tratase. Esta falta de roce, al menos hasta bien entrada la última ronda, hizo que una de las batallas mas esperadas del día se tornase algo agridulce para el espectador medio.

Porque no nos vamos a engañar, pese a que las arengas que enarbolan el sentimiento de que lo primero que prima en una batalla es el rap son cada vez más recurrentes, también hay hueco para el espectáculo en esta disciplina. Porque sin ese toque de show no se llegará ni la mitad de lejos. Soy un fiel defensor de los minutos de sangre, ya lo he dicho.

Respecto al resultado de la batalla, la contundente victoria de Mnak se demostró más justita sobre el papel. Cuatro votos para el de Socuéllamos y una réplica que dan alas a un Mnak que duerme una semana más en lo alto de la tabla con una tercera posición que sabe a gloria. En cambio, Sweet Pain se hunde más en la tabla, cayendo a un quinto puesto que no hace justicia a su desempeño encima del escenario.

Sweet Pain vs. Mnak

Chuty vs Skone: duelo de gladiadores en el coliseo murciano

Un secreto a voces de que esta iba a ser la última batalla de la jornada revoloteaba todo el cuartel de artillería de Murcia. Estos hombres han dado vida al freestyle tal y como lo conocemos ahora y por eso no es de extrañar el misticismo que generan a su alrededor cuando se anuncia que se verán las caras, una vez más, encima del escenario.

La amistad se dejó a un lado y desde el primer momento se encontraron en una batalla dialéctica sin fisuras. Todos conocemos lo fuerte que se hace Chuty en formato FMS, pero Skone supo plantarle cara durante toda la batalla sin dejarse achantar por nada. Los freestylers lo dieron todo encima del escenario pero el público, que comenzó a entrar desde bien pronto al recinto, estaba cansado ya tras cinco batallas e interludios. Fue el detalle que faltó para que la batalla cogiese mayor intensidad.

Pese a esto, el resultado fue muy parejo: tres jueces votaron a favor de Chuty y dos por una réplica. Y aunque nos quedamos con las ganas de saber cómo hubiese reaccionado el madrileño a esa réplica sabiendo que Gazir estaría detrás oliendo su sangre, fue agradable ver cómo Skone se preocupaba por ver y debatir sobre los puntos recibidos como forma de autocrítica. Pasan los años y estos dos gigantes del freestyle nacional siguen mostrándose en un estado de forma envidiable.

Chuty vs. Skone

Conclusiones finales de la jornada

Creo que achacar todas las culpas al cansancio acumulado es algo injusto, pero mantenerse de pie durante los seis enfrentamientos (con sus pausas y deliberaciones por medio) hace su efecto al final de la noche. También es cierto que llegamos al recinto más de dos horas antes de que diese comienzo el show para acceder a la zona preferente del lugar, y eso deja marca. Era la primera fecha de la temporada que se celebraba al aire libre y por ello, desde la organización eligieron correctamente retrasar lo máximo posible la hora de inicio. El sol de Murcia en pleno verano puede mermar, y mucho, la presencia de los asistentes.

Como no soy nadie para poder debatir sobre el futuro del freestyle, proponer la necesidad de renovar las caras del panorama como han pedido otros o analizar los números en plataformas de cada jornada; solo puedo hablar desde el punto de vista de alguien que simplemente disfruta de la improvisación como un fan cualquiera. Es cierto que no lo vivo con la misma pasión que desprendía hace muchos años. Sin embargo, es evidente que tampoco soy ese chaval joven que se adentró en el freestyle gracias a aquella internacional de 2015. Pero si hay algo seguro es que seguiré apoyando como siempre esta industria para que más gente consiga ser testigo del cambio de paradigma que FMS y Urban Roosters han conseguido en un espacio tan corto de tiempo.

Agradecer a la organización el trato recibido. Estuvieron atentos a nuestras necesidades en todo momento y es de agradecer. La comunidad se hace entre todos, y estas buenas prácticas reconfortan la colaboración mutua. Desde URBAN LIFE estaremos dando soporte, como hemos hecho hasta ahora, a la Freestyle Master Series. Hasta la siguiente cita.

Juan Fernández

Codirector en busca de un estilo claro. Del hip-hop al rock y tiro porque me toca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *