Black is King | Beyoncé reclama el trono que le pertenece

Black is King | Beyoncé reclama el trono que le pertenece

El álbum visual refleja la lucha Black Lives Matter bajo el imaginario de El Rey León

La cuesta que sigue subiendo es cada vez más empinada, y aun así consigue superarse constantemente. Beyoncé no deja indiferente a nadie cuando lucha por lo suyo, y así lo muestra en Black is King, donde deja ver que la población negra que siempre es mostrada como esclava o sirviente puede jugar también un papel palaciego. Una crítica directa a los que quieren borrar la parte de la historia donde reyes y reinas negras gobernaron.

Un proyecto que nace del imaginario de El Rey León y sus lecciones. El trayecto de alguien que pierde el rumbo y se topa con obstáculos, pero que mirando atrás recobra su camino. De aquí nace The Gift, el álbum que da música a esta historia animal que, acompañado de interludios de la propia película, labra la aventura del pequeño Simba.

Reimaginando el mismo concepto, Beyoncé traslada lo sonoro a lo visual, algo a lo que nos tiene ya acostumbrados: “yo veo la música, es más de lo que oigo“. Una hora y media repleta de reivindicación, enseñanza y verdad. Una atmósfera elegante y extravagante, colorida y actual, al más puro estilo afro futurista, con coreografías enérgicas y apariciones estelares de Naomi Campbell y Lupita Nyong’o, entre otras.

En lo que se refiere a lo técnico y musical en sí, la cantante no decepciona; encontramos canciones tanto potentes y agresivas como sentimentales y sinceras, todas bajo el mismo techo de la búsqueda de la identidad y la superación. Un tributo a los sonidos africanos más vanguardistas. La proyección vocal que se aprecia es brillante, con un rango vocal amplísimo. El álbum cuenta además con la participación de artistas procedentes directamente de África, que conectan perfectamente y reflejan su mayor apego a sus orígenes. Beyoncé se supera cada vez más en su trabajo, mostrando siempre algo nuevo y con un mensaje claro que lleva acompañándola desde hace tiempo, pero que no la ha alejado de las críticas.

El álbum cuenta con colaboraciones de grandes nombres de la escena negra

El feminismo negro es su tema insignia desde que allá por el 2013 decidió meterse de lleno en la vida real, la política, la mujer en América y el racismo en su auto-titulado álbum. Esa parte de la población, que todavía no entiende que el movimiento Black Lives Matter no intenta despreciar a los blancos y que si la mujer está en un lugar desfavorable en la sociedad no es por gusto. Continúa intentando echar abajo el trabajo de otra mujer negra más, cuya fama y dinero no la aparta de los problemas de hoy en día, los cuales ella muestra al mundo con la única intención de concienciar de que el camino que tenemos que recorrer no es igual para todos.

Beyoncé no va a abandonar su trono todavía, aún quedan lecciones por enseñar y belleza y arte que mostrar. Una artista de pies a cabeza cuyo único objetivo es superarse a sí misma y enfatizar que la presencia negra y femenina es importante en todos los ámbitos. El visual está disponible exclusivamente en Disney+, y el álbum, en todas las plataformas de streaming.

César Vílchez

César Vílchez

Shazam en mano para descubrir música, pero siempre detrás de los artistas de calidad. Con el ritmo en la sangre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *